Consejos

Si tengo dolor de cabeza, ¿es porque necesito gafas?

El dolor de cabeza puede estar producido por varios factores, y uno de ellos puede ser no tener corregido un defecto refractivo.
El tener que usar gafas y no hacerlo, también puede dar lugar a dolores de cabeza y molestias, sobretodo en trabajos que requieren fijar la vista ( lectura, ordenador,…)

Si padeces frecuentes dolores de cabeza es conveniente hacerse un chequeo visual con su Óptico-Optometrista para descartar esta posibilidad.

Hipertension.img_

Hipertensión ocular ¡EL ENEMIGO A COMBATIR!

Sin duda, es uno de los enemigos más poderosos de tu salud visual, ya que puede derivar en enfermedades graves como glaucoma o desprendimiento de retina.

¿Qué debes saber sobre éste enemigo?

La HIPERTENSIÓN OCULAR no cuenta con una sintomatología clara. De hecho, ésta patología es conocida como la enfermedad silenciosa. Sólo en ocasiones donde la tensión esté muy alta puede manifestarse con dolor de cabeza, inestabilidad o visión borrosa.
En éstos casos y siempre que haya antecedentes familiares, acudir al especialista para que le haga una toma de Tensión Ocular y le exploren el Fondo de Ojo para observar posibles daños.

LA LUZ AZUL-VIOLETA CONTRIBUYE AL DESARROLLO DE ENFERMEDADES OCULARES.

Estudios recientes han demostrado que la luz azul-violeta es la más perjudicial para las células de la retina y contribuye al desarrollo de la Degeneración Macular Asociada a la Edad y a la aparición de Cataratas.
La luz azul-violeta se encuentra presente sobre todo en las luces LED y en la mayoría de los dispositivos modernos
( ORDENADORES, TABLETAS, SMARTPHONES,… )

Ya existen lentes con filtros especiales para ésta luz
azul-violeta. PREGUNTA A TU ÓPTICO-OPTOMETRISTA.

En la playa y en la piscina ¡ESPECIAL CUIDADO!

En éstas situaciones debemos de tener especial cuidado con nuestros ojos, ya que es donde suele tener origen la CONJUNTIVITIS.
CONSEJOS:

Usar gafas para nadar y bucear, tanto en la playa como en la pisicina.
Evitar tocarse los ojos sin antes secarse las manos, o si se ha estado en contacto con la arena o el césped.
Ducharse al salir del agua
Usar toallas limpias y no compartirlas con otras personas.
Tampoco se deben compartir productos cosméticos, como fotoprotectores solares para la cara.
Fuera del agua ponerse gafas de sol, tanto para proteger los ojos de la radiación UV , como del polvo y las partículas en suspensión.Visión